Ir al contenido principal

Entrevista a Osvaldo Semrik autor de 

«Las chicas de Rosewood»


⚠️ACLARACIÓN⚠️
La entrevista será sin spoilers, pueden leerla tranquilamente y si les llama la atención tienen la reseña de este ejemplar en mi perfil: Reseña «Las chicas de Rosewood»

•Con una trama tan particular de corrupción y desaparición de internas de un instituto mental ¿Qué lo motivó en primera instancia a tomar este turbulento hecho real y escribir sobre él?

Para encontrar la mejor respuesta a esta pregunta, debo en forma inevitable retroceder algunos pasos en el proceso que concluyó con la elección de la historia.

Este recorrido, debería partir incluso desde más atrás, para contarte cuál fue el disparador que me llevó a tomar la determinación de escribir, que tiene que ver con encontrar la mejor manera de alcanzar a la mayor cantidad de personas con un mensaje cuya transmisión es para mí sumamente importante. 

Sin embargo, para no abusar del espacio que gentilmente me brindas, tomaré un atajo, dejando de lado para otra oportunidad lo referido a las circunstancias previas y tomaré como punto de inicio para la respuesta, el momento en el que elegí el “sobre qué” plasmar la necesidad de expresarme.

Sabía que “el” mensaje, que quien haya leído Las Chicas de Rosewood debe intuir, debería estar encriptado dentro de la forma tradicional de una novela, sin que la misma perdiese el interés del lector desde la primera hasta el última página del libro.

Supuse desde el comienzo, que no me sería tarea fácil encontrar esa historia de fondo que, a más de interesante, sea el vehículo que me permitiese cumplir con mi objetivo. 

Sobra decir, entonces, que en mi caso no ocurrió aquello de que “la historia estaba allí, esperando que la encuentre”, ni mucho menos eso de que “la historia me buscó a mí para que la relate”

Por lo contrario, esa búsqueda significó un proceso concienzudo y requirió de mucho trabajo. Y hablo no ya del esperable trabajo de investigación que conlleva escribir una novela histórica, sino de aquel que comienza mucho antes, cuando como autor emprendí la búsqueda de la historia en sí misma, para luego desarrollar (en cuanto a intentar mejorar) las dotes propias de la escritura. 

Desde que decidí emprender esa búsqueda, no dudé por donde debería hacerla.

Estuve seguro de que la historia que demandaba, se encontraría encerrada en las biografías de quienes desarrollaron los conceptos que aún se utilizan para tratar el autismo, aquellos profesionales que se reiteraban en mis lecturas de todos esos años previos: los doctores Leo Kanner, Hans Asperger, George Frankl y, aunque en justificada menor medida, Bruno Bettelheim

Afortunadamente no me equivoqué, y en la relectura, ahora más minuciosa y profunda, de las vidas de esos médicos, encontré no solo la historia que es el basamento de Las Chicas de Rosewood, sino otras tan o más interesantes que esta. 

Llegando por fin a la respuesta a tu pregunta, cuando descubrí aquellos nefastos sucesos acontecidos en el Instituto Rosewood, en los que el doctor Leo Kanner tuvo un heroico protagonismo, empaticé de inmediato con el horror que deben haber vivido las inocentes víctimas de aquella verdadera trata de personas en pleno siglo XX, con el agravante de poseer estas personas distintos niveles de discapacidad. 

Me resulta aún difícil de entender que estos hechos, ocurridos en una época en la que ya existían las comunicaciones globales y a pesar de los esfuerzos del doctor Kanner, no hubiesen tomado el estado público que merecían. No solo para castigar a los responsables, sino para disuadir que ocurran hechos similares en otras instituciones mentales o de cualquier tipo. Más me asombró ver que aún al día de hoy, con el acceso que facilita Internet, estos hechos permanecían hasta que los rescaté en la novela en el desconocimiento más absoluto. ¿Cómo era posible que nadie hubiera dedicado a esta historia más que unas líneas en las páginas interiores de algún periódico de Baltimore?

No tuve a esa altura ninguna duda acerca de que esta sería la historia en la que se basaría mi novela, tanto por la gravedad de los hechos, como por la indignación que me provocó su permanencia en el anonimato y, fundamentalmente quizá, porque el protagonismo del padre del autismo, me permitía incluir en ella mi mensaje, razón inicial de este camino que me llevo a la escritura.


•Si bien el ejemplar está orientado a la investigación y a la toma de conciencia sobre el Síndrome de Asperger, entiendo que es padre de un joven diagnosticado con el trastorno del espectro autista ¿Cómo fue la experiencia tanto a nivel personal como profesional al narrar el libro?

En efecto, a diferencia de lo que contesté más arriba acerca de cómo llegué al tema de la novela, el Síndrome de Asperger sí, llegó a mi vida y de forma inesperada. 

Supe de la existencia de esa palabra solo cuando recibimos el diagnóstico de uno de mis hijos. 

La experiencia de recibir ese diagnóstico es algo muy personal. No creo que existan dos personas en el mundo que reaccionen de la misma manera. En mi caso particular, fue recibir un balde de agua fría. Siendo padre de tres hijos, no era difícil observar previamente, comportamientos diferentes en él respecto a los de sus hermanos. 

Sin embargo, por más indicios que hubiera, creo que, tanto en aquel lejano momento como en la actualidad, un padre nunca está preparado para escuchar que su hijo posee una condición, y menos que esta no tiene cura. 

¿Cómo entender en ese instante, sin conocer nada del espectro, que el Asperger en este caso, pero lo mismo ocurre con el Autismo, no tienen cura porque no son una enfermedad? 

La reacción inicial mía, fue creo la esperable: los primeros días me desesperé, sufrí de antemano por aquello que imaginé que mi hijo no podría ser, me torturé pensando que será de él cuando uno no esté para apoyarlo.

Sin embargo, y creo que esta es una de las claves que trato de difundir, realmente no existe motivo que justifique pasar por todo eso. 

Lo primero es comprender que tanto el Asperger como el Autismo, son condiciones y no trastornos ni enfermedades; que no son por sí mismas discapacidades, y que se trata, ni más ni menos, que ser diferentes. 

Es importante saber que es mucho más aquello que ellos pueden lograr, que lo que les resulta más difícil que a otras personas, pero que igualmente pueden superar, con mayor trabajo es cierto, pero con un bagaje de habilidades que las personas neurotípicas (que somos quienes no tenemos la condición) no poseemos. 

Con el diario del lunes, sé que, en lugar de desesperarse, hay que ponerse en movimiento apenas se recibe un diagnóstico de ese tipo. Se debe recurrir de inmediato a profesionales idóneos, que también nos ayudarán a aprender como padres nuestra importancia en el tratamiento, ya que somos quienes más tiempo pasamos con los niños y que por ello quienes más posibilidades tenemos de ayudarles a adquirir las habilidades. Pero para eso debemos prepararnos, ya que no nacemos sabiéndolo. Yo puedo escribir una novela, sin haber estudiado para hacerlo, porque de última, si no me sale, a lo sumo lo que escriba resultará un fiasco. Pero, como padres, no podemos darnos ese lujo. Tenemos que saber ser los mejores sostenes del tratamiento desde muy pequeños, ya que de eso dependerán las mayores o menores posibilidades de nuestros hijos en el futuro. Creo que esto es universal, no solo para papás de niños Aspies.


•La novela está ambientada mayormente en el período entre guerras de la Primera y Segunda Guerra Mundial (1932 en adelante) ¿Cuál fue el mayor contratiempo al plasmar a esa sociedad, los hechos históricos, los lugares, etc? 

Siendo absolutamente sincero, no considero haber sufrido ningún contratiempo en esta tarea. Muy por el contrario, una de las partes que más disfruté al escribir la novela, fue la investigación. 

Respecto a los hechos históricos que constituyen el marco dentro del que se sucede la historia, estos eran mayormente conocidos por mí en forma previa gracias a mis lecturas, ya que este género y esta época desde que era adolescente siempre fueron mis predilectos al momento de elegir qué libro leer o sobre qué tema investigar. Por lo que solo tuve que enfocar un poco dentro del bagaje que ya poseía. 

En relación a los sitios en los que trascurren los sucesos, hay lugares específicos que no podían no estar perfectamente detallados, como por ejemplo el Instituto Rosewood o el Hospital Johns Hopkins. 

Pero así también, hay una infinidad de otros sitios que fueron escogidos por mí como locaciones, tales como el puerto de Baltimore, o los bares en los que imaginé les gustaría pasar tanto tiempo a los protagonistas, las calles y los barrios que recorrieron, que me llevaron el doble de tiempo que aquellos pre establecidos, ya que debí investigar mucho y optar por aquellos que a mi criterio le daban el ambiente que yo buscaba para cada escena, como si estuviera imaginándome una película y no un libro, y que además existiesen hace casi un siglo y estuviesen caracterizados como en aquella época. Sentí la necesidad de que el lector percibiese ese sitio como muy probable y pudiese imaginarse los detalles como si los estuviese viendo. Para eso me tenía que convencer primero a mí mismo. Fue muy fascinante esa tarea.   


•No debió ser sencillo el desarrollar meticulosamente la historia ¿Cuánto tiempo le llevó escribir «Las chicas de Rosewood»?

No sé si puedo definirlo como “sencillo”, pero sí te puedo asegurar que fue muy placentero. En total, incluyendo la búsqueda de la historia, la investigación posterior y la escritura, y teniendo en cuenta que fue mi primera novela, creo que me llevó más un año escribirla. Pero dentro de ese tiempo, mucho más que la mitad fue dedicada a asegurarme que los detalles descriptos fueran sumamente precisos.

•Entiendo que creó la «Fundación Intensamente» encargada de generar conciencia y ayudar a la inclusión laboral/social de aquellos que tienen el síndrome de Asperger, cuéntenos ¿Cuál fue el mayor desafío al complementar esos años de trabajo y estudio en aquellos/as que tienen esta condición y plasmarlo en el libro?

Luego de años de aprendizaje de lo que significa o se requiere para ser un papá útil para un Aspie, entendí que no todos los padres que reciben un diagnóstico de este tipo, tienen esa suerte de llegar a manos expertas que los guíen. No todos tienen los recursos económicos, la obra social que los proteja, o esa especie de talento necesario para cada actividad. Me sentí obligado a ayudar a esos padres. A servirles de guía en el camino que aprendí con la práctica, a brindarles el apoyo que necesitasen en momentos de flaqueza, o a obtener la ayuda del estado que se encuentra disponible, aunque muchos no lo sepan. 

También, a medida que mi hijo creció y fue superando los niveles que le correspondían, aprendí que la sociedad no está (no estamos, me incluyo) preparada para ofrecerles la oportunidad que las personas diferentes requieren para ser incluidas en el ámbito laboral y académico, como ejemplos más ostensibles. Mucho menos entienden las organizaciones que la diversidad las enriquece.

Por eso cree la Fundación Intensamente, por eso toqué todos los timbres hasta dejarlos sin pilas, y por eso, desemboqué en la escritura como medio de visibilidad del espectro, y de las falencias que la comunidad tiene en cuanto a inclusión.


•He notado que eligió adentrarnos en la trama desde la perspectiva de protagonistas judíos, contándonos sobre los aspectos de la religión y sus costumbres, de forma gratamente meticulosa ¿El amplio enfoque religioso se debe a una fe personal o producto de una extensa investigación debido al período en el que se dan los sucesos?

Muy buena pregunta y me obligó a reflexionar sobre la respuesta más que en las otras. Porque por una parte efectivamente soy parte del pueblo judío y profeso la fe judaica. De hecho, provengo de una familia que la profesa desde siempre, incluyendo en esto a todos los ancestros de los que tengo conocimiento. Por eso es que conozco en carne de mis antepasados los horrores que padecieron en los pogromos que sufrieron tanto en Rusia y Polonia, como en el holocausto nazi. Gran parte de los familiares directos de mis abuelos, no lograron sobrevivir a esas matanzas, y varios de ellos mismos, salvaron sus vidas recorriendo los caminos de algunos de los protagonistas de religión judía de las Chicas de Rosewood. En muchos casos el azar fue lo que los hizo sobrevivir, y también fue el responsable de que en lugar de recalar en los Estados Unidos como Kanner o Lewin, mis abuelos lo hicieran en Argentina. Por esto, me interesé y conozco específicamente esas historias de vida, y también vivencie los ritos pertenecientes al pueblo judío que sin dudas he reflejado en el libro. 

Pero, sin embargo, y creo que es lo que define la respuesta a tu pregunta específica, la elección de personajes de religión judía en Las Chicas de Rosewood, no se relaciona tanto con mi propia historia, sino que más lo hace con el hecho de que los reales protagonistas de la historia, y no solo del lado de los “buenos” de la película, fueron judíos. 

Sin embargo, con la misma contundencia, te confieso que, sin dudas, me resultó más sencillo describir las costumbres judías, de lo que le hubiese significado hacerlo a un escritor que no las conociera de manera innata.


•Para finalizar ¿Cuál fue el personaje que más disfrutó escribir y por qué?

Quizá te sorprenda mi respuesta, pero el personaje que más me divirtió hacer participar, es uno que tiene un papel muy secundario. Se trata del investigador privado John R. Russel, a quien me permití construir como un ser cargado de humor e ironía, cualidades que, por lo terrible de la trama, no cabía desarrollar en otros personajes más importantes.

 

♡Nota final: 

Espero que hayan disfrutado leer la entrevista igual que yo disfruté el hacerla, es fundamental que apoyemos a los/as escritores nacionales y demos a conocer sus obras así más personas ven sus hermosos trabajos literarios.

           

¡Si te gustó la entrevista seguí mi blog, comenta o compartilo!
Les mando un abrazote enorme, amores.

Atte:

Comentarios

  1. Excelente la nota y excelente el libro. El autor tiene un acabado conocimiento del tema que trata y eso se nota en cada capítulo de este fascinante libro. Seria fantástico poder leer el próximo lanzamiento de este autor que seguramente lo disfrutaré tanto como "Las Chicas de Rosewood"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno que hayas leído y disfrutado el libro! Es una recomendación infaltable.💖

      Eliminar
  2. 👏👏👏 Muy buena entrevista Mika y muy buenas respuestas, creo que me adelantaré unos días a empezar la novela que la tengo ahí esperándome.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Avisame qué tal cuando lo comiences, te va a ENCANTAR🔥💖Tenemos que debatirlo💖

      Eliminar
  3. Voy justo a leer la reseña por que queria leer algo asi.

    ResponderEliminar
  4. Hola! no lo conocía y me gusto mucho leer la entrevista, muy completa. Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tu comentario es valioso

Entradas populares♡

  ♡ ¡Ey, qué onda! ♡ H oy me voy a sumar a esta iniciativa que me parece buenisima, para que conozcamos más blogs y ganar más seguidores. Lo único que deben hacer es  dejar un  comentario  acá abajo diciendo que forman parte de la iniciativa, junto con el  link de tú blog  (y por supuesto,  seguirme ).  ¡ V oy a estar leyendo todos sus comentarios y pasándome por todos los blogs que comenten por acá! ♡ ¡Espero que se sumen! ♡    Atte:  Mika_books_
Reseña: Sombra vana | Jane Hervey♡ ¿Sabían que por escribir este libro todos los familiares de la autora le negaron el saludo? Se veían así mismos reflejados en los personajes... Sinopsis: La muerte de tiránico Alfred Winthorpe trae un recóndito sosiego a su familia. Durante cuatro días, su viuda, sus tres hijos, su nieta y dos nueras se reúnen en la gran finca paterna de Derbyshire para organizar el funeral. Mientras intentan ponerse de acuerdo sobre los distintos preparativos, varios visitantes van arribando a la casa: la nostalgia, la codicia, la esperanza, o el remordimiento, y sobre todo la conciencia retrospectiva de que la vida sufrirá un cambio total. Una lucha de poder y celos se desata entre los Winthorpe a partir de el vacío que deja el difunto, cuya voluntad volverá a hacerse oír a través del testamento.  ♡               Ficha técnica: ♡Título: Sombra vana.  ♡A utora: Jane Hervey. ♡Páginas : 270 ♡ G racias a : La Bestia Equilátera              
Reseña: Brujas y nigromantes: Hermandad | Raquel Brune♡ «Ya era demasiado tarde. Habían despertado a un monstruo...» Sinopsis: LAS BRUJAS YA NO SE ESCONDEN... Tras siglos de persecución, las brujas al fin pueden mostrarse ante el mundo sin miedo:  Comparten sus vivencias en la red, se graban practicando hechizos y celebran fiestas exclusivas a las que solo pueden acudir quienes pertenecen al aquelarre. Han sellado una tregua con los nigromantes, y la gente corriente ya no ve en sus peculiares prácticas mágicas una amenaza.  Sabele, una joven bruja, está a punto de presentarse a las pruebas de aprendiz de la Dama que se disputan una vez al año… pero, durante la noche de la elección, se produce un inesperado vuelco del destino.  Cuando el acuerdo de paz entre brujas y nigromantes salta por los aires, Sabele y  sus amigos empiezan a presenciar muertes en ambos bandos y comprenden que nadie está a salvo.  Y en mitad del caos, mientras brujas y nigromantes se